Ánimas

La tradición de las ánimas se remonta a muchos años atrás y se trata de una procesión por las calles del pueblo, realizada normalmente el 1 de noviembre al comenzar la noche. Pero… ¿qué es un ánima?

Las ánimas del Purgatorio tienen un origen claramente religioso. Según la Iglesia católica, el Purgatorio es el lugar en el que las personas fallecidas tienen que purificar su alma antes de ir al Cielo.

Durante la procesión, tres jóvenes o niños se visten de una manera específica para representar a las ánimas. Esta vestimenta consiste en ropa blanca, un pañuelo negro que rodea la barbilla y otro blanco alrededor de la cabeza. En las manos llevan un crucifijo para poder ocultar la cara. Otros elementos que se utilizan son los faroles y una campanilla.

​La marcha está organizada por los propios vecinos del pueblo, que cantan delante de cada casa una estrofa del cántico (que puedes ver y descargar abajo), seguido del sonido de la campanilla. Seguidamente, el ocupante de la vivienda sale y ofrece una limosna. El encargado o encargada de la bolsa de dinero responde con:

``que las ánimas benditas se lo paguen´´ .

 

Después, continúa la procesión hacia la siguiente casa mientras se reza el rosario. Las ánimas se encuentran en todo momento alejadas del resto, normalmente en una zona oscura donde no se las pueda reconocer.

 

Cuando finaliza el acto, se lleva lo recaudado a la casa del párroco para hacer un recuento. Una parte se destina a la celebración de misas por los difuntos y la otra a una cena en la Escuela para los asistentes de la procesión.​​